Si hay una discusión que es eterna en el mundo del fútbol, es aquella sobre si Cristiano es mejor que Messi o viceversa. Dos gigantes que para fortuna de los que aman este deporte, tienen un rivalidad contemporánea en la que ambos están plagados de récords y trofeos.

Es por lo mismo que tanto los especialistas como la galería viven buscando quién es el mejor de los dos, y aunque pareciera ser que hay muchos puntos de comparación como para poder definir quién supera al otro, no es tan así.

En primer lugar porque son jugadores distintos. Ambos goleadores, letales frente al arco, pero uno es más potencia y el otro más magia. Cristiano lo aventaja en edad y quizás Messi algún día supere sus números, pero al mismo tiempo el portugués tiene algo que el astro argentino no: el haber jugado y triunfado en más de un equipo e incluso con su selección.

MOSCOW – MAY 21: Cristiano Ronaldo of Manchester United poses with the trophy following his team’s victory during the UEFA Champions League Final match between Manchester United and Chelsea at the Luzhniki Stadium on May 21, 2008 in Moscow, Russia. (Photo by Alex Livesey/Getty Images)

¿Aquello hace peor a Messi aunque haya conseguido más balones de oro? No. ¿El que Messi haya conseguido más récords en menos tiempos lo hace mejor que Cristiano? No. Son contextos y situaciones incomparables, jugadores, además, con personalidades diametralmente distintas.

Es cierto que el fútbol vive de rivalidades y que tal vez la máxima es siempre querer situar a alguno como el que más, pero realmente sería una mejor idea sentarse simplemente a disfrutarlos, cada uno en su rol, en su papel de fabulosos maestros del balompié.

Ya lo dijo Maradona alguna vez y debiera ser la convicción con la que todo amante del fútbol vaya por la vida, más allá de una camiseta, viendo la esencia sublime de sus talentos en la cancha.

“Yo no puedo decir que Messi es más que Cristiano, ni Cristiano más que Messi. A mí me encantan los dos, los quiero en mi equipo, porque siempre dan la cara”, acertó el 10 de la Albiceleste.

Sí, para cada uno hay momentos y momentos. Este ha sido uno año espectacular, por ejemplo, para Cristiano, quien con el Real Madrid consiguió la Liga y ahora disputará una nueva final de la Champions, pero son logros que no opacan, en ningún momento, lo maravilloso que es ver en cada partido al líder del Barcelona. A veces ausente y rompiendo la monotonía de un partido en solo una fracción de segundos con algún disparo al ángulo.

Y lo mismo con Ronaldo, queriendo siempre recibir el balón para sumar y sumar goles. Con su altanería justificada cada vez que de la nada saca un gol cuando el resultado parecía sentenciado.

Al mismo tiempo, ambos siempre han manifestado la admiración que sienten el uno por el otro. Sea o no real en la interna de cada uno, en lo público no alimentan el debate.

 

Es cierto, hay veces que concretamente, cuando las cifras se tiran a la mesa, uno es mejor que el otro. Pero cómo definir realmente en una totalidad, quién se supera, si su nivel de éxitos está a la par. Es ahí cuando entra el gusto de cada fan y también la capacidad de observar el detalle que los hace distintos e incomparables: los números los equiparan, pero cuando se les ve jugar, no hay nada igual, partiendo por cosas tan simples pero relevantes, como los gestos o posturas.

Pero cada año será igual, sobre todo cuando se acerque la hora de entregar ese trofeo en que la pelota se vuelve color dorado y no se patea, sino que se exhibe. Y esto será así hasta dejen de jugar.

Primero, seguramente, será Cristiano. Y ahí, quedándole aún tiempo a Messi, este terminará con algunas de las marcas de CR7. Así, por algún tiempo, no habrá debate y será sólo Lionel hasta que también le toque el turno de colgar los botines.

En ese momento el debate volverá y seguirán enfrentándose como ahora, no solo entre ellos, sino que también con Maradona o Pelé. No habrá concordancia, o tal vez sí, y ojalá que concluyendo que realmente fue excepcional verlos tras esa redonda.

 

 

 

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *