Aprende a ganar en las apuestas deportivas
No es solamente azar, las apuestas deportivas son un hobby apasionante para muchos; y para los menos incluso una forma válida de ganarse la vida.

Las casas de apuestas disponen de una enorme  cantidad de recursos humanos y logísticos para estar al tanto de la mayoría de los partidos del mundo y sus respectivas probabilidades de resultado. Matemáticos, expertos en estadísticas y estudiosos del campo de los números y los deportes trabajan para estas empresas en pos de una sola cosa: hacerlas ganar dinero a costa de quienes se creen expertos en predicciones.

Pero para tener éxito duradero en las apuestas, portar una herradura en el bolsillo y tocar madera antes de salir de casa no es suficiente.

Con alguna pericia matemática, el método del arbitraje de apuestas puede darte jugosos réditos. Para ello, deberás tener una cuenta en más de una casa de apuestas. Como ellas siempre están viendo lo que hace la competencia, de a poco van ajustando las cuotas de cada partido.

Esto es más fácil en partidos con dos probabilidades de resultado (local o visita). Acá lo que deberás hacer es encontrar en una casa de apuestas una cuota para un equipo, y otra para el otro. En este punto, deberás chequear que la suma de las probabilidades de ambos sea inferior a 100, esto significa que estás frente a una apuesta segura.

Por ejemplo, en el caso de que en un partido entre Arsenal y Liverpool los Gunners paguen 2.0 y los Red Devils 2.2, significará que éstas son las probabilidades

Triunfo del Arsenal (cuota 2.0): 50%

Triunfo del Liverpool (cuota 2.2): 45,4%

La suma de las probabilidades da 95,4%, por lo que quedará una brecha que servirá de ganancia apuestes al resultado que apuestes.

Para ello, deberás tener en cuenta que, en este tipo de apuestas, la ganancia es el resultado de la multiplicación entre la cuota de una apuesta y el dinero apostado (también conocido como stake), deberás utilizar la siguiente fórmula (seguimos con el ejemplo del partido anterior):

Cuota del Arsenal x Stake al Arsenal = Cuota del Liverpool x Stake al Liverpool

Luego, dando vuelta la ecuación, la cosa se ve más o menos así:

Cuota del Arsenal / Cuota del Liverpool = Stake al Liverpool / Stake al Arsenal

Acá se ve una relación inversamente proporcional entre cuotas y apuestas, por lo que deberás elegir primero cuanto dinero poner en el stake de un partido para luego, de nuevo con matemática rudimentaria, calcular cuánto apostar al otro. En un muy gráfico ejemplo:

Stake al Liverpool = (Cuota del Arsenal * Stake al Arsenal) / Cuota del Liverpool

Así, si decidimos apostar $10.000 al Arsenal, tendremos lo siguiente:

Stake al Liverpool = (2.0 * 10.000)/2.2

Es decir:

Stake al Liverpool = 20.000 / 2.2

Y luego:

Stake al Liverpool = 9.090

Si no crees está fórmula, basta con hacer el cálculo:

Si gana el Arsenal: $10.000 *2 = $20.000

Si gana el Liverpool: $9.090*2.2= $19.998

Recordemos que le habías apostado $10.000 a uno y $9.090 al otro; es decir $19.090 en total. De esta forma tenemos que la ganancia es la siguiente:

Si gana el Arsenal: 910

Si gana el Liverpool: 908

Podrás pensar que el margen de ganancia es poco, pero si sumas un partido tras otro, y otro, ya no será tan poco. Al final del día, se trata de ser constante y de, más que ver la apuesta como un juego de azar, tomarlo como un trabajo part time, en donde si eres constante, sí o sí ganarás.

Finalmente, como la mayoría de las apuestas al fútbol también incluye la opción empate, que complejiza la ecuación, la recomendación es apostar en deportes como el tenis o basketball, donde siempre hay un ganador.

Después de todo da lo mismo saber o no de esos deportes. Sólo bastará haber puesto un poco de atención en matemáticas en el colegio.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *