El eterno casi casi: tres ocasiones en las que La Roja estuvo a punto de algo grande

Vivimos el que es quizá el momento más dulce en la historia de la Selección Chilena de Fútbol. Una generación que de la mano de José Sulantay y Marcelo Bielsa, se crió para vencer la historia y lo imposible, que llevó a Chile a estar en el top 3 mundial según el ranking FIFA; y a conseguir logros que en 100 años de historia deportiva ningún otro combinado nacional logró alcanzar.

Bailamos con la bonita, de eso no hay duda, pero nuestra historia tienes más de agraz que de dulce, y si no lo recuerdas. Acá van 3 ocasiones en las que La Roja se farreó algo importante:

 

Casi número 1: los Juegos Olímpicos de Sidney

Chile llegaba a la cita de los anillos luego de un golazo del Choro Navia contra Argentina en el Sudamericano, resultado que hacía pensar que la escuadra adiestrada por Nelson Acosta daría que hablar en el certamen de los anillos.

Y vaya que lo hizo: en la fase de grupo sendas victorias contra Marruecos y España, 4-1 y 3-1 respectivamente; y una derrota por la mínima contra Corea del Sur, le daban pasaje a La Roja para cuartos, fase que sorteó con comodidad tras vencer por 4 goles a 1 al combinado de Nigeria, que venía a defender la medalla de oro obtenida en Atlanta 1996.

Las semifinales enfrentaban a Chile versus Camerún. El partido fue ampliamente dominado por los chilenos hasta que ya bien avanzado el encuentro, a los 77 minutos, Reinaldo Navia adelantaba a La Roja.

Lo cierto es que parece que Chile ya se imaginaba jugando la final pues dos estocadas, a los minutos 84 y 89, terminaban consiguiendo el pasaje a la final para Camerún, mientras los chilenos debieron conformarse con la medalla de bronce, que ganaron en un partido contra Estados Unidos gracias a dos goles de Zamorano.

 

Casi número 2: ese maldito palo de Pinilla

Chile se enfrentaba, por tercer Mundial consecutivo, a Brasil en octavos de final en el campeonato organizado en el propio país carioca. Comenzaba ganando el local con gol de David Luiz tras un córner, para que luego La Roja se pusiera en paridad gracias a una aventura personal de Alexis Sánchez. Los equipos no se sacaban ventajas, y pese a que Brasil tuvo más oportunidades, la figura de Claudio Bravo se hacía gigante ante los embates amarillos.

La paridad primó y el partido pasó al tiempo extra. Fue ahí donde, en el último minuto todo pudo haber cambiado: pelotazo largo que controla Pinilla a 30 metros del área, pared con Alexis que deja al ex Universidad de Chile en inmejorable posición de remate en el borde de la zona de castigo. Remate con el alma de Mauricio Pinilla y… ¡travesaño!

A medio centímetro de eliminar a Brasil en su propio Mundial. El sueño de Chile terminó en lo de siempre, esta vez con los adiestrados por Scolari, imponiéndose por 3 a 2 en los penales.

 

Casi número 3: Copa América de 1987

Este certamen se desarrolló en Argentina, y tenía a Chile como el equipo revelación luego de que goleara a Brasil y Venezuela.

Por ser el campeón vigente, Uruguay se integró a la competición derrotando a dueño de casa en semis, y enfrentándose a La Roja en la final.

El partido fue violento y dominado por el antifútbol. Dos expulsados por lados y un solo gol: el del charrúa Bentecoechea que puso el solitario tanto con el que el cuadro Celeste levantaba la copa y Chile, como siempre veía a los demás celebrar. Casi 30 años después, el Equipo de Todos conseguiría por fin esa tan esquiva copa.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *